Mundo ciberamenazado: cómo sobrevivir y no caer en el intento

0
15

Enumerar y analizar las variables que intervienen en toda gestión segura de datos parece algo muy obvio. Sin embargo, ¿cuántas empresas están hoy realmente preparadas para enfrentar la pérdida de información crítica para su negocio?
No se trata sólo de plantearnos potenciales escenarios de catástrofes naturales o destrucción de infraestructura. Una crisis puede comenzar, por ejemplo, con la corrupción de una pequeña base de datos, o bien, como es habitual en estos días, tras el ataque subrepticio de algún malware que finalmente hace colapsar todo el sistema.
O imaginemos, de pronto, que una huelga de operarios impide que el personal TI de una empresa acceda a sus centros de datos y, debido a ello, se pierden contratos millonarios que la llevan a la quiebra.
Puede parecer extremo, pero en un mundo impulsado por la Transformación Digital, todo escenario es posible. Por ello, el rol de los grandes integradores de servicios TI, es ofrecer a las empresas estratégicas soluciones que respalden de manera eficiente el 100% de su información; entregándoles, además, la seguridad de que recuperarán esa data en forma ágil y oportuna, ante cualquier contingencia.
Una herramienta eficiente para lidiar con este riesgo es la solución DraaS, Disaster Recovery as a Service, la cual replica todos los datos del cliente en un segundo site, lo que otorga agilidad de recuperación (no más de 15 a 30 minutos), y bajo costo (el cliente sólo paga por el almacenamiento de los datos que está replicando). Sólo ante la eventualidad de tener que utilizar este respaldo, se paga un valor extra por los recursos de CPU y RAM que se necesiten para recuperar la data almacenada.
Esta solución es especialmente valiosa para enfrentar a los ciberdelincuentes que roban o “secuestran” información, pues evita caer en el chantaje que implica pagar por la “liberación” de los datos.
Si la contingencia escala a un plano donde el cliente no puede utilizar o acceder a sus propias instalaciones, es imprescindible contar con el servicio de DRO, Disaster Recovery Office. Son sitios u oficinas de contingencia ya preparadas para que el cliente opere desde ellas, con un número acotado de personal. De este modo podrá atender los servicios más críticos de su negocio, teniendo conectividad directa con su data estratégica.
Y en caso de que la crisis sea absoluta, como un incendio o un terremoto, por ejemplo, la clave es disponer de DRS, Disaster Recovery Service. Este servicio pone a disposición del cliente una infraestructura completamente preparada para recibir todos sus datos replicados, y así mantener el ciento por ciento de su negocio totalmente funcional.
Junto a esta  completa batería de soluciones, es vital asegurar que los datos respaldados estarán completamente operativos cuando se necesiten. Mediante una correcta implementación de una solución DRaaS, se generan ambientes totalmente aislados para realizar pruebas, y así entregar al cliente la seguridad de que toda su data replicada efectivamente funcionará. Esto también es un valor trascendental, porque almacenar o respaldar información, sin saber si estará operativa ante una contingencia, es un riesgo latente tan peligroso como los mismos ciberataques criminales.
Pero estas soluciones no sirven de nada si no se cuenta además con la infraestructura necesaria para cumplir esta misión crítica, como un Data Center Tier III Gold o, mejor todavía, un Tier IV.
Este último, por ejemplo, asegura 99,995% de disponibilidad anual, lo cual reduce prácticamente a cero la posibilidad de perder datos o continuidad operativa durante una contingencia.
En un mundo tan competitivo, donde los clientes son cada vez más exigentes y el mercado demanda velocidades de respuesta nunca antes vistas, es imprescindible que las empresas cuenten con una política certera y eficiente de resguardo de datos. Hacer lo contrario sería tan absurdo como viajar en auto con niños pequeños sentados en sillas de seguridad que no están ancladas a la carrocería.
Asimismo, los integradores de servicios TI contamos con todos estas soluciones e infraestructura operando conjuntamente. Sólo de esa manera, podremos resguardar de manera eficiente la información estratégica de los clientes, permitiéndoles que sigan operando normalmente y contribuyendo al desarrollo conjunto de la economía y de la sociedad en la cual estamos todos inmersos.

fuente:

Francisco

En que invertir