Joven empresario vende autos de alta gama a famosos y les propone ser embajadores de su marca

0
15

Freddy Vizanskis fundó Automotora FV y se codea con actores, artistas y rostros del mundo televisivo. El cantante urbano Cris MJ le compró un Lamborghini en más de 300 millones de pesos.

Empezó vendiendo llantas en la calle y desde Renca, donde vivía, se la jugó desde cero para construir su gran sueño: Automotora FV. Con solo 30 años, Freddy Vizanskis ha consolidado un modelo de negocio que ha despertado el interés del público pues, además de venderles espectaculares autos a distintos famosos, los incorpora como embajadores de su marca.

¿Cómo funciona el sistema? El joven empresario les pasa un vehículo de alta gama y los rostros lo conducen libremente mientras está en venta, con la sola condición de hacer publicidad tres días a la semana en sus redes. Cuando el automóvil se compra, ellos lo devuelven y se les pasa otro de forma sucesiva, por lo que jamás se quedan sin manejar uno.

“Siempre tienen un auto a su disposición. De esa manera hacemos el canje”, aclara. Entre las personalidades que se le han unido figuran Willy Sabor, Arturo Walden (El Kiwi), DJ Méndez, Francisco Kaminski, Steffy Méndez y Francisca Virgilio (polola de Karol Dance).

Pero Vizanskis también tiene clientes de alto impacto mediático. Este 2023 el cantante urbano Cris MJ le compró, al contado, un Lamborghini Urus en 300 millones de pesos. “Cuando le comenté que el permiso de circulación salía aproximadamente 19 millones de pesos, me dijo, ‘ah, no es tan caro’”, cuenta entre risas. El conductor de TV Luis Andaur (Mercedes A200) y la actriz Luz Valdivieso (Ford Territory 2022) fueron otros dos compradores de la automotora ubicada actualmente en Chicureo.

 

Del tenis al éxito automotor

El camino de Freddy tuvo mucho de esfuerzo personal, pues le tomó ocho años consolidar su negocio, previo paso por otras actividades. “Fui tenista junior hasta la sub-18. Después me especialicé como entrenador y luego formé mis escuelas de tenis. Junté un buen capital por hartos años y compré dos parcelas que al tiempo revendí para saltar a mi verdadera pasión, los autos. Hace tres años atrás tengo la automotora”, puntualiza.

El empresario recuerda que a sus mismos alumnos les vendía ropa deportiva y accesorios de vehículos, y que luego comenzó a venderles automóviles. Sin embargo, su relación con actores, artistas y rostros del mundo televisivo se dio en el pádel, deporte en el que decidió invertir hace solo un par de años.

“Conocí a varios rostros, así que los invitaba a la automotora para que hiciéramos canjes publicitarios. Aparte de eso, como también soy bueno para el pádel, empecé a juntarme con ellos constantemente y se formó un vínculo de amistad, lo que nos llevó a relacionarnos en lo laboral”, explica Vizanskis.

 

 

fuente:

Equipo de Prensa

Amotor